¿Cómo quemar grasas? Entrenamiento de fuerza

como quemar grasa

Cuando uno determina que es hora de quemar grasa, estaremos todos de acuerdo en que lo primero que se nos viene a la cabeza es que tenemos que hacer ejercicio. Y cuando pensamos en hacer ejercicio y perder grasa, vemos la imagen de una persona corriendo en una cinta durante mucho tiempo y sudando como un pollo. Pero, ¿es ésta la única forma de quemar grasas? No, y tampoco la más efectiva. Hoy en Brooklyn Energy, os vamos a hablar sobre el entrenamiento de fuerza para la pérdida de grasa.

Lo primero que debemos hacer es determinar qué es el entrenamiento de fuerza. Entendemos la fuerza como la capacidad de producir tensión de un músculo al contraerse. Por lo que el entrenamiento de fuerza tiene que estar enfocado a actividades que generen tensión muscular sobre una resistencia externa, ya sea nuestro propio cuerpo o las pesas. Y ojo, no hay que confundir la fuerza con la hipertrofia, ya que con la fuerza buscamos mejorar nuestras capacidades motoras y mantener una musculatura fuerte, mientras que con la hipertrofia se busca el aumento del músculo.

Es por esto último que muchas personas (especialmente las mujeres) no están convencidas del trabajo con pesas. “Es que yo no me quiero poner muy grande”. Y esto, tranquilidad, no va a ocurrir. El entrenamiento de fuerza provoca que seamos más fuertes y por ende, tengamos más músculo. El músculo pesa más que la grasa, pero también es cierto que demanda un gasto calórico mayor, por lo que estaremos quemando más calorías incluso estando en reposo. Todo esto sin perder de vista el objetivo final: para la quema de grasas es fundamental tener un balance calórico negativo; es decir, quemar más calorías de las que consumimos.

No hay que tenerle miedo a la báscula, puesto que quizás no bajemos de peso tan rápido porque estaremos creando más músculo. Y aquí viene lo bueno, eso se puede ver en el espejo. Tendrás una figura mucho más tonificada y alguna talla de ropa de menos. La siguiente imagen representa a la perfección lo que hablamos, dos personas que tienen el mismo peso pero que muestran un cuerpo totalmente diferente.

quemar grasas

Y esto no es todo, el entrenamiento de fuerza, aparte de quemar más grasas, también genera los siguientes beneficios:

  • Ralentiza el envejecimiento: la pérdida de masa muscular provoca una peor capacidad funcional.
  • Reduce el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares: Según varios estudios, el entrenamiento de fuerza quema más grasa alrededor del corazón que los entrenamiento aeróbicos.
  • Previene lesiones: Al tener unos músculos más fuertes y tonificados, éstos aguantan una tensión mayor.
  • Mayor rendimiento deportivo: Todo tipo de atleta entrena fuerza para mejorar la mecánica de movimientos.

Si te has convencido de que el entrenamiento de fuerza es la mejor opción para quemar grasas, en Brooklyn Energy tenemos varios entrenamientos que cumplen esta función.

  1. Energy Power: Entrenamiento de fuerza que puedes hacer en casa sin ningún tipo de problema y con los materiales que dispongas.
  2. Piernas y glúteos: Fortalecerás el tren inferior y quemarás más calorías, puesto que es el grupo muscular más grande y además aguanta un gran volumen de trabajo.
  3. Body Pump: combina ejercicios aeróbicos con levantamiento de pesas.

Eso sí, desde Brooklyn Energy queremos aconsejarte en que el entrenamiento de fuerza tiene que ser un entrenamiento progresivo, ya que la musculatura se tiene que ir adaptando a la exigencia. Pero calma, en Brooklyn Energy hacemos el camino igual de bonito que la meta.

Share on facebook
Share on whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Open chat
Necesitas ayuda?